7 Enero, 2016

Pellet y Biomasa

Biomasa es cualquier fracción biodegradable de productos y residuos de origen biológico procedente de actividades agrarias y pesqueras (residuos agrícolas y ganaderos), de la silvicultura (residuos forestales), así como la fracción orgánica de los residuos industriales y municipales. Ejemplos de ello en Andalucía son: poda de olivo y encina, hueso de aceituna y orujillo; y cáscara de frutos secos

Cuando la biomasa se procesa para uso energético se convierte en un biocombustible, que puede ser sólido (astilla, pellets o briquetas  (cilindros de madera triturada y prensada) hueso de aceituna limpio, etc.), líquido (biocarburantes líquidos, como biodiésel o bioetanol) o gaseoso (biogás o gas de síntesis).

Su contenido energético puede aprovecharse a través de diferentes procesos de transformación para obtener energía útil en sus diversas formas: energía térmica (calor), electricidad o energía mecánica (biocarburantes):

  • Biomasa térmica: el uso de biocombustibles en calderas, estufas, hornos o chimeneas produce calor para climatización (frío y calor), agua caliente sanitaria o proceso industrial.
  • Biomasa eléctrica: los biocombustibles se utilizan en calderas para producir vapor que se aprovecha en una turbina para generar electricidad. También pueden transformarse en gases (biogás en procesos de digestión anaerobia o gas pobre en procesos de gasificación) que se utilizan en turbinas de gas o motores alternativos.
Los estudios de los últimos 10 años demuestran que el pellet es, seguramente, el combustible más económico entre los combustibles líquidos y sólidos de calefacción.
  • Porque es barato
    El diagrama siguiente contiene el precio de la biomasa de origen vegetal (pellet, leña…) en relación con un litro equivalente de gasóleo, metano y GPL en función de su potencia calorífica.
    ¿Por qué el Pellet?
    Aunque el precio del pellet por peso es mayor que el precio de la leña, se ha de considerar que el pellet es mucho más denso y contiene un tanto por ciento de humedad mucho menor.Por consiguiente, la leña, incluso bien seca, raramente supera una potencia calorífica de 3200 kcal/kg mientras que la potencia calorífica del pellet puede llegar a 5000 kcal/kg.
  • Porque es ecológico
    1. Se produce solamente con el serrín de la madera aprovechando las propiedades de la lignina y, por consiguiente, sin añadir ligantes ni aditivos químicos.
    2. Por sus características, produce pocos humos y es Co2 neutro: libera todo el anhídrido carbónico absorbido por la planta en el ambiente durante la fotosíntesis.
    3. La ceniza residual es mínima, es siempre inferior al 1% del peso del combustible.
  • Porque es práctico
    1. Se puede almacenar en poco espacio ya que su densidad energética es aproximadamente el doble que la de la madera.
    2. Su abastecimiento es muy fácil porque ahora el pellet se distribuye en modo ramificado: por consiguiente no es necesario disponer de un depósito de almacenaje.
    3. Por su carácter compacto su transporte es más fácil y económico.
    4. Es un combustible limpio y la poca ceniza residual se puede quitar y eliminar más fácilmente.

Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para: el análisis, contenido personalizado y/o publicidad. Si continua navegando, consideramos que acepta la utilización. Más información

Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para: el análisis, contenido personalizado y/o publicidad. Si continua navegando, consideramos que acepta la utilización.

Cerrar